Exirula Exirula

Newsletter

¿Quieres recibir información de Txirula y MrJam?

Ya está enviado. ¡Gracias!

VIDEO

TWEETS RECIENTES

    Tweets

    @fender duo sonic https://t.co/V4ktgyIWY5 .... #guitar #guitarra #guitarist #guitars #guitarporn… https://t.co/y0RqWOi2QC
    22 hours, 25 minutes

    Tweets

    El 27 y 28 de ABRIL las compras online estarán exentos de portes, además SORTEAMOS una Gibson sg… https://t.co/jCHUMlTSex
    1 day, 22 hours

FACEBOOK

290616

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail

Tal y como ya se comentó en la Parte I de este artículo, tendemos a pensar que el material de construcción de nuestra boquilla es el elemento que define el sonido que producimos. Pero hay que entender que aunque influye indudablemente en la calidad del sonido, la proyección y la respuesta, en realidad el elemento más influyente en el sonido en el caso de las boquillas es su forma interna, y más concretamente, el llamado bafle o deflector.

 

Empecemos definiendo la estructura de una boquilla. Mantendremos los nombres en inglés ya que la comunidad saxofonística se refiere así a las citadas partes:

 

saxo-1a saxo-1b


En palabras del reconocido constructor de boquillas Theo Wanne:

 

La boquilla, y no el saxofón, es la responsable del 80% del timbre del músico cuando toca y la mitad del timbre que aporta la boquilla proviene del bafle”

 

Cuanto más cerca estés de la fuente o punto de producción de la onda sonora, mayor será el impacto que obtendrás en el sonido final. Las paredes de la boquilla son el primer lugar donde la onda rebota y es donde se crea la forma inicial del sonido, por eso, son las responsables del mayor impacto en el sonido resultante del instrumento.

 

Para entender mejor las propiedades de las boquillas de instrumentos de viento-madera hemos contado con la colaboración de Manu Contreras, reputado constructor y rectificador de boquillas sevillano:

 

 

Son numerosos los factores que influyen en las propiedades de una boquilla. En la primera parte del artículo ya se habló de los materiales (ebonita, latón, acero, plástico, resinas sintéticas, cristal, cerámica…)

 

Es momento ahora de hablar de la geometría:

 

Además del material, la forma de cada pieza determina sus cualidades tímbricas y de emisión, aunque debemos tener presente que el resultado final es la suma de este y otros factores.

 

MÚSICO CAÑA BOQUILLA ABRAZADERA SAXO RECINTO

                            [material]

                            [geometría]

 

Esta es la razón de que cambiando solo uno de estos factores (por ejemplo, el músico), obtengamos cambios tan drásticos en el sonido final.

 

 

GEOMETRÍA

 

Se puede atender a muchos parámetros al observar y comparar la geometría de las boquillas:

 

 

saxo-2

 

 

saxo-3

 

 

saxo-4

 

 

saxo-5

 

 

saxo-5

 

 

saxo-6

 

 

 

 

Todos ellos influyen en la respuesta de la boquilla en mayor o menor medida y funcionan de manera conjunta, o sea, dependen unos de otros, lo que complica mas aún el hecho de entender cómo afectan concretamente cada uno de ellos al resultado final. Vamos a analizar a grandes rasgos dos de ellos: la abertura y el roll over-bafle.

 

ABERTURA

 

En general, una boquilla más abierta nos dará más volumen y expresión, así como más dificultad en la afinación y mayor resistencia. Por el contrario, una boquilla más cerrada nos dará más centro y afinación, algo menos de volumen y menos versatilidad, además de ofrecer menor resistencia.

 

 

 

Pero como dije antes, todos estos parámetros están interconectados, por eso es común encontrar boquillas que siendo de abertura nº 8, por ejemplo, ofrecen menor resistencia y nos cuesta menos hacerla sonar que otra del 6. Cada diseño ofrece unas ventajas y también ciertos inconvenientes…

 

ROLL OVER-BAFLE

 

Esto es el principio del interior de la boquilla. Hay dos factores determinantes a tener en cuenta:

 

Además hay infinidad de diseños, curvas, rectas, ángulos… Es algo difícil de medir con exactitud.

 

Para simplificar diremos que:

 

Cuanto menos espacio vacío deja el bafle hasta la caña (bafle alto) obtendremos mayor proyección y brillo en el sonido, aunque será mayor la dificultad para controlar la boquilla y mayor el riesgo de acentuar frecuencias concretas. También tendremos más diferencias tímbricas dependiendo de la presión que utilicemos al tocar o la caña que montemos (mas complejidad).

 

Sin embargo, cuanto más corto y menos pronunciado es el bafle (es decir, se crea más espacio vacío entre la caña y el “techo de la boquilla”: bafle bajo) sonaremos con menor intensidad, pero con un timbre más homogéneo en todo el registro.

 

Para terminar, conviene destacar que no existe una "buena" o "mala" combinación en la elección de un set. Cada músico decide tocar con un tipo de caña, boquilla y saxo y estos le facilitarán o le dificultarán el camino para llegar al sonido que tenga en su cabeza… (si es que lo tiene…)

 

¡Buena suerte en vuestra búsqueda!

 

Manu Contreras

Abraham de Román (Jefe de Estudios y Coordinador del Dpto. de Viento y de Jazz de MrJam CMM) es actualmente endorser y tester de la marca Contreras.

 

MAS

No Comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *