Exirula Exirula

Newsletter

¿Quieres recibir información de Txirula y MrJam?

Ya está enviado. ¡Gracias!

VIDEO

TWEETS RECIENTES

    Tweets

    Cuantas veces habremos visto el concierto del 69 de los Led en la televisión Danesa... en ese concierto Jimmy Page… https://t.co/I97DdNMqPS
    15 hours, 31 minutes

    Tweets

    Revisando una pedalboard, batante extensa, para que todo funcione a la perfección y no haya problemas de señal o al… https://t.co/u4508JSwPm
    3 days, 15 hours

140514

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail

Una idea que nos acompaña de largo a los guitarristas es el hecho de usar amplis pequeños a la hora de realizar una grabación. De hecho, muchas canciones o discos fundamentales se han grabado usando amplificadores de potencia pequeña; y aunque en un directo veamos a nuestros guitarristas favoritos respaldados por muros de 100W, la realidad en un estudio puede ser muy distinta.

amplis_pequeños Amplis pequeños

Una de las razones principales para asegurar un buen sonido en el estudio con este tipo de amplis es precisamente las características técnicas de los amplificadores a válvulas. Todos los que usamos este tipo de amplis estamos familiarizados con el denominado Sweet Spot, o lo que es lo mismo: el punto exacto en el cual el amplificador ofrece su mejor sonido. Tristemente (o no, según la velocidad en la que queramos perder el oído), cuando de válvulas trata la cosa, este Sweet Spot se encuentra en volúmenes ciertamente altos.
Por lo tanto a la hora de grabar amplis de potencia colosal (50W-100W) encontraremos un sonido abierto y rico en tono mientras tenemos un volumen no muy manejable en el estudio, lo cual nos obligara a bajar el nivel y perder esa “magia” que nos podía estar encandilando segundos atrás.
Siendo así, amplificadores de pequeña potencia ofrecerán su punto álgido en volúmenes relativamente no tan altos y más fáciles de manejar en una mezcla. Y, demonios, si guitarristas de la talla de Eric Clapton en “Layla”, Ted Nugent en “Catch Scratch Fever” o Jimmy Page en “Communication Breakdown” han recurrido a este método, ¡por algo será!

ruido_masas2 Amplis pequeños

Otros de los factores a tener en cuenta es el espacio en el cual vamos a grabar y en el cual el sonido se va a expandir y desarrollar. En un recinto pequeño (estudios en los que solemos manejarnos la mayoría) la energía que emite un amplificador de gran potencia puede resultar excesiva, lo que nos lleva de nuevo a usar amplis de menor vataje.
Los micrófonos también juegan un papel fundamental en la selección de amplificador que usaremos. Una vez más, un ampli grande ofrecerá su mejor sonido a volumen alto, que probablemente saturará la entrada de un buen micro de condensador. En resumen, lo que con un amplificador de gran vataje se convertirá en una pista saturada, con uno pequeño obtendremos una señal más manejable y permitirá al micrófono realizar su trabajo de forma optima.
Todos a una: ¡El tamaño, no lo es todo!


Dpto. de Guitarra de MrJam CMM

(Visited 3.191 times, 1 visits today)

MAS

No hay comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *