Exirula Exirula

Newsletter

¿Quieres recibir información de Txirula y MrJam?

Ya está enviado. ¡Gracias!

VIDEO

TWEETS RECIENTES

    Tweets

    Poniendo a punto un cabezal @ashdownamps al que la humedad le ha hecho estragos https://t.co/8sRkKY6lKC ....… https://t.co/5bGf0o5Iyb
    1 day, 11 hours

    Tweets

    Hemos reorganizado nuestra tienda, nuestra sección de guitarras electricas está ordenada por modelos… https://t.co/QQIvLOXbmP
    2 days, 11 hours

090316

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail

El directo es la pieza fundamental de nuestro estudio y aunque parezca obvio decirlo, muchas veces olvidamos que todo nuestro trabajo debería basarse en ése objetivo. Pero a menudo ocurre que gastamos menos tiempo en preparar el directo que en estudiar técnica y es posible que alguna vez hayamos cometido el error de pensar que dominando a la perfección todo tipo de técnicas todo saldrá bien. No es mal método, una gran capacidad de improvisación nos generará mucha tranquilidad y por lo tanto, seguridad y confianza en el escenario. Sin embargo, esto funciona bien si la responsabilidad no cae por completo en la improvisación, es decir, si complementamos dicha habilidad con otras facultades y tareas previas. He aquí algunas de ellas:

 

Preparar las partes difíciles teniendo en cuenta el público

Esta es una de las más importantes. A menudo ocurre que cuando tiramos una pelota de papel a la papelera sólo acertamos cuando nadie nos ve, curioso, pero cuando alguien nos mira parece que centramos mas nuestra atención en esa persona que en calcular bien la trayectoria. Este ejemplo ilustra muy bien lo que ocurre en nuestro local: cuando estamos solos estamos tranquilos y todo nos sale bien, pero si hay gente mirando a veces se nos va la atención y fallamos en la ejecución. Un truco que he utilizado mucho para evitar esto es grabarme en video. De esta manera podemos hacer una pequeña simulación de cómo saldría con público delante y estudiar desde esa perspectiva a la que estamos menos acostumbrados.

 

concierto multitud

 

Repasar

Llevar incluso transcripciones de algunas secciones con objeto de revisarlas antes del concierto. Tendemos a memorizar con mas facilidad las imágenes, hay que aprovechar ese factor.

 

Calentar antes de los conciertos

Seguramente antes de que saliese ese Break tan complicado en el local hubo algunos intentos y hasta que se tocó a la velocidad deseada otros tantos. En el proceso nuestro cuerpo se fue adaptando. Esa adaptación puede acortarse si calentamos un poco antes de cada concierto para empezar bien la ejecución desde el principio.

 

Procurar mantener la concentración

Hay un truco que me explicó un nutricionista una vez: evita el alcohol y bebe mucha agua. Una buena hidratación hace que las conexiones cerebrales sean más y más exitosas.

 

ensayos

 

Grabarse los conciertos

Estudiar cómo lo hicimos, lo que salió bien y lo que salió mal. Puntos fuertes y débiles, en definitiva, analizar que ocurrió y solventar los problemas para el siguiente concierto (ojo al escucharse, ser crítico esta bien, pero sin pasarse).

 

No desanimarse si sale mal

Todos, repito TODOS erramos siempre en alguna parte, ser consciente de que el error forma parte del directo aumentará mucho nuestra seguridad al perderle el miedo. Si el concierto ha salido mal, aprende de lo ocurrido y a por el siguiente.

 

Escucha la música, no a tí mismo

Cuidado con estar demasiado pendiente de nuestra labor, escuchar al resto y simplemente “seguirles” genera de repente un cambio total en nuestra manera de tocar y de estar en el escenario. El objetivo es servir a la música como un todo.

 

local de ensayo

 

Aún así…

Aún preparándolo todo a la perfección has de ser consciente también de que hay muchos factores en juego. Encontrarte con que tienes que tocar con la batería de otro y su extrañísima configuración es un clásico del que no nos libramos los baterías. En este caso, la improvisación es un factor clave. Tendremos que echar mano de esta habilidad también si ocurre que llegamos al sitio y no oímos bien a la banda o a nosotros mismos. Son factores en algunos casos inevitables.

 

Como conclusión, remarcaremos que la base fundamental para que todo funcione es la tranquilidad, pues esta proporciona una gran seguridad y confianza necesaria para que todo funcione. No regocijarse demasiado en el error y tener la capacidad de valorar todo lo que hemos hecho bien, preparar todo lo posible nuestra actuación teniendo en cuenta nuestra reacción ante el público…etc. Resulta también lógico pensar que cuantos más conciertos más se desarrollará la manera de solventar los distintos problemas ya que, como se dice en esta profesión: hay que tener tablas. Asi que ¡A tocar!

 

Post de Iván Román, profesor de Batería en MrJam CMM.

 

(Visited 461 times, 1 visits today)

MAS

No hay comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *