Exirula Exirula

Newsletter

¿Quieres recibir información de Txirula y MrJam?

Ya está enviado. ¡Gracias!

VIDEO

TWEETS RECIENTES

    Tweets

    Estas @godin_guitars con cuerdas de nylon made in Canada son una autentica pasada ¿las conocéis?… https://t.co/udyEZue0hY
    14 hours, 42 minutes

    Tweets

    10 Regalos Musicales de menos de €100 🎶 💃 🎉 🎁 🎅 😍 - https://t.co/KxkLCKYFnE https://t.co/0TCLS8kWKt
    15 hours, 12 minutes

150616

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail

A quienes nos gusta cantar y asistimos a conciertos en los que hay alguien cantando, siempre focalizamos nuestra atención en quién se encuentra detrás del micrófono. Es quien atrae todas las miradas. Salir a un escenario puede llegar a ser una situación abrumadora debido a que no solemos estar acostumbrados a ser el foco de atención del público. Ahí arriba se ve todo. Se escucha todo. Se sabe todo. Estamos desprotegidos. Es por ello que puede que nos sintamos un tanto perturbados. Por tanto, ¿cómo desenvolverse en un escenario?

 

Grandes artistas tienen pánico escénico. Pero esta situación no les impide salir al escenario y dar un gran concierto. ¿Magia? No. Templanza. Seguridad. Confianza.

 

Estas situaciones descritas arriba, lamentablemente, no se consiguen de la noche a la mañana. Pero sí que se trabajan y se pueden llegar a obtener. Unos le llaman “tablas”. Otros les llaman “experiencia”. Yo les llamo de las dos formas y añado una más: “profesionalidad”.

Por lo tanto, lo primero que quiero remarcar en este artículo es que siempre que tengamos oportunidad de salir a un escenario, lo hagamos. No dudemos y empecemos a conseguir esas “tablas”.

 

Si aún no has tenido la oportunidad de salir a un escenario, sólo te animo a que lo hagas cuanto antes.

 

Previo a hacer una actuación y subir al escenario ten en cuenta:

Lleva tu trabajo bien aprendido. Letra, melodía, estructura del tema, movimientos en el escenario (si los tuvieras).

No dejes que la inseguridad te marque el resultado del trabajo. Para que todo eso esté bien fijado en tu cabeza hay que practicarlo mucho antes del concierto. Hasta que notes que te corre por las venas. De esa manera, la inseguridad se esfumará.

 

A pesar de llevar tu trabajo bien aprendido pueden sucederte una serie de cuestiones. Aquí enumero unas cuantas y cómo solventarlas en el escenario.

 

  1. No a las caras raras: Si hay alguna confusión, no te acuerdas de la letra, has desafinado, te ha salido un gallo, etc, no pongas caras raras. El público, entonces, notará que te has confundido. Si dibujas una mueca en tu cara cuando te has equivocado en la letra, la gente va a reconocerlo de inmediato. Sin embargo, si hay alguna confusión y sigues para adelante, como si lo que ha sucedido no tuviera importancia, es absolutamente probable que nadie se dé cuenta.

 

  1. No pares: Si tienes un bloqueo, se te ha olvidado la letra, melodía, etc. no pares. No dejes de confiar en tí y sigue hacia delante. No detengas tu actuación e intenta solucionarlo improvisando una melodía, improvisando una letra o haciendo un silencio de lírica. También puedes improvisar un melisma hasta que llegues a un punto en el que recuerdes la letra o la melodía. Tampoco agaches la cabeza ni mires al suelo. El interés que suscitas en el público hacia tu canción desaparecerá debido a que has perdido tu autoconfianza.

 

  1. Escúchate adecuadamente: si cuando has salido al escenario y comienzas a cantar no te escuchas por el monitor o necesitas más de algún otro instrumento, o cambios de volumen, pídelo. No dejes de cantar y haz señales al técnico de sonido de qué es lo que necesitas. Para eso mírale, señala el monitor, haz un gesto con el dedo de que quieres subir o bajar el volumen y luego, señala de quién necesitas que haga dicha modificación. Cuando estés confortable, hazle una señal de OK. Si necesitases más cosas que requieran de una explicación más específica, hazlo tras acabar el tema. Hazlo cuanto antes para que tu actuación sea lo más brillante posible.

 

 

  1. Dirígete al público: al comenzar tu actuación es muy de agradecer que te dirijas al público, que presentes el tema, que hables de algo que tenga que ver con la canción. A veces, las canciones tienen un significado especial para tí o para la banda y el público no lo conoce. Hazlo saber, la gente lo agradecerá y empatizará con la actuación.

 

  1. Agradece el aplauso: al terminar un tema, recibe lo que el público te ofrece: sus aplausos. El público te entrega un agradecimiento por tu actuación. Recibe ese momento. Disfrútalo y no tengas prisa en que acaben los aplausos porque durarán lo que el público decida.

 

 

  1. Hidrátate: no tengas reparo en beber agua cada vez que lo necesites. Hay que cuidar la voz hidratando las cuerdas vocales. Si el concierto es largo, necesitas evitar la fatiga de tus cuerdas vocales para que puedas terminar con el menor cansancio posible. Para eso puedes esperar a momentos concretos como cambio de canciones, la intro de la canción o momentos en los que el protagonista sea otra parte de la sección.

 

  1. Procura conectar con tu mirada. Evita tener tus ojos siempre cerrados en toda la actuación. Puede ser una situación intimidante debido a que estar cantando supone abrirse uno mismo y exponerse al público. Que esa situación no te supere. Si te abruma, intenta mirar a la lejanía, a un punto alejado. Si además cambias tu mirada de punto dará la sensación de que te estás dirigiendo a la gente. Y si además eres capaz de cruzar la mirada con algún espectador pesonalizará todavía más ese momento.

 

 

  1. Disfruta. Pásatelo bien. Muévete por el escenario. Baila. Juega con la banda, conecta con los/las músicos. Mírales. Sed cómplices de vuestra interpretación. Se creará una energía muy potente que llegará al público. Es así cuando la música se convierte en una verdadera comunicación donde los músicos entregamos lo que sabemos hacer y el público disfruta y conecta con nuestra música.

 

Desde luego que todas estas situaciones pueden o no suceder. Teniendo en cuenta lo indicado arriba estas situaciones se minimizarán tanto que la única pauta que aparecerá será la de DISFRUTAR.

 

Así pues, si lo que quieres es llegar al punto de DISFRUTAR, no dejes que la inseguridad marque el resultado de tu actuación.

 

 

Pitingo en Rock in Rio. Hubo un problema en la prueba de sonido en la que, el guitarrista, no hizo la prueba y sucedió lo que veis. En ningún momento Pitingo se detuvo. Siguió hacia delante. A pesar de no haber habido comunicación previa, siguió todo con normalidad pasmosa.

 

 

Shakira, haciendo un homenaje a Alfonsina y el mar. Está absolutamente desafinada en varias partes del tema. Puede ser probable que ella no se escuchase en los monitores. Pero en ningún momento se perturbó ni hizo ademán de haberse confundido. Para evitar que el no escucharse desde un monitor sea algo que arruine tu actuación, aplica el punto C.

 

 

Chaka Khan – Lullaby of Birdland. Aquí la artista no se acuerda de la letra y se la inventa. No quiere decir esto que diga algo sin sentido, simplemente que, al haber tenido un lapsus, decide sobrellevarlo colocando una nueva letra para no parar la actuación. Con esto hago referencia al punto B.

 

Artículo del departamento de Canto de MrJam CMM.

(Visited 1.354 times, 1 visits today)

MAS

No hay comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *