Cómo variar y personalizar un tema vocal | Back to Music School Cómo variar y personalizar un tema vocal




Exirula Exirula

Newsletter

¿Quieres recibir información de Txirula y MrJam?

Ya está enviado. ¡Gracias!

VIDEO

TWEETS RECIENTES

    Tweets

    Una pareja de hecho @fender en el taller poniendose a punto... .... #guitar #guitartuthier #luthier #guitartricks… https://t.co/YrobEylvB4
    3 days, 13 hours

    Tweets

    Hoy os presentamos este monstruo que va a la espalda de nuestro amigo Raul de @meridianrockband con el que hace mag… https://t.co/hx7GK68czi
    3 weeks

080615

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail

Actualmente, los cantantes, tenemos la posibilidad de poder encontrar las versiones instrumentales o las versiones karaoke de las canciones que más nos gustan. Tanto es así que existen diferentes plataformas con las que podemos disfrutar de ejecutar estos temas sin la necesidad de tener una banda para reproducirlas.

 

Pero esto conlleva un gran inconveniente: los karaokes o las versiones instrumentales están hechas exactamente como el tema original. Esta cuestión hace que nuestra capacidad de caracterizar la canción a nuestra propia personalidad se vea con mayores dificultades. De todos y todas es sabido que los grupos hacen sus temas para ser ejecutados por sus componentes. Debido a que nuestro instrumento es único y personal, los karaokes que utilizamos para disfrutar de tales canciones, no siempre hacen que podamos defender el tema de la misma manera que la versión original. Esto puede ser a causa de, por ejemplo, diferencias de tesitura, velocidad del tema, articulación, etc.

 

Entonces, ¿qué podemos hacer? Pues algo muy común: variar y personalizar el tema para ser ejecutado por nuestro instrumento.

 

En este artículo quiero compartir una serie de pasos con los que poder entrenar la capacidad de variación de una canción.

 

mandamientos cantante tema vocal

 

En primer lugar: ESCUCHA EL TEMA Y FÍJATE EN QUÉ MOMENTOS ENTRA LA VOZ. Presta atención a los fraseos, en qué partes la voz tienen diferentes puntos de inflexión. Además, escucha con mayor atención dónde la instrumentación prepara la armonía para que la melodía pueda entrar.

 

En segundo lugar: ESCUCHA SÓLO LA VERSIÓN INSTRUMENTAL SIN CANTAR LA PIEZA. Haz esto varias veces. Ve acostumbrándote a la armonía, los cambios, el ritmo… y canta por dentro (sin sonido) la melodía para comprobar en qué partes entra la canción. Hazlo varias veces. Tantas como sea necesario para que te aprendas la armonía a la perfección. No mires, si tienes la versión karaoke, a la pantalla. No te aprendas aún la letra.

 

En tercer lugar: APRÉNDETE LA LETRA. Hazlo desde papel, como si estuvieses aprendiéndote un discurso.

 

En cuarto lugar: CANTA LA LETRA. Hazlo, en primer lugar, sin la base instrumental. Desarrolla la letra, interiorízala con la melodía. Repítelo las veces que necesites hasta afianzarlo.

 

En quinto lugar: VARÍA LA RÍTMICA DE LA MELODÍA. Sigue sin utilizar la versión instrumental de la canción en cuestión y prueba a variar la rítmica de la melodía, como por ejemplo, adelantando frases, atrasándolas, variando las figuras rítmicas de la melodía, haciendo más énfasis en las zonas de la letra que a tu juicio te lo pida… En resumen, ve probando diferentes caminos para hacer que la melodía empiece a ser parte de ti y no de la canción original.

Esto te va a resultar fácil ya que te has aprendido en el punto dos, la versión instrumental. Repite este punto varias veces hasta que las variaciones salgan con naturalidad y sean parte de ti.

 

En sexto lugar: VARÍA LA MELODÍA JUNTO CON LA RÍTMICA. Hazlo sin la versión instrumental. Quizá este punto sea el más complejo ya que, muchas veces, cambiar la melodía puede llevar a realizar frases que no concuerdan con la armonía. Y más, estando sin la ayuda de la versión instrumental. Pero para no errar en el resultado final, hay que aprender a equivocarse en el camino del aprendizaje, por lo que, prueba, confúndete y corrige lo que has errado, siendo consciente de qué ha sido y procurando no volver a entrar en el mismo punto. Repite este punto varias veces hasta que las frases que ejecutes aparezcan con naturalidad y sean parte de ti.

 

En séptimo lugar: CANTA SOBRE LA BASE INSTRUMENTAL APLICANDO LAS IDEAS QUE HAS GENERADO. Ahora sí. Es el momento de probar todo lo que has estado practicando. De ninguna manera MIRES LA PANTALLA, puesto que eso te va a limitar a hacer los fraseos y las rítmicas de la versión original. Repite este punto todas las veces que necesites hasta que te encuentres con total seguridad y sientas que el tema ya es parte de ti.

 

Por último: GRÁBATE Y ESCUCHA EL RESULTADO. No tengas miedo a escucharte. Este reto es parte del aprendizaje. Escucha el resultado que has creado y decide desde fuera si lo que suena es lo que en verdad habías estado practicando.

 

Por fin, cuando lo escuches, te darás cuenta de que improvisar no es un trabajo tan difícil. Y sobre todo, es un trabajo de lo más gratificante.

 

Artículo del departamento de Canto en MrJam CMM

 

(Visited 480 times, 1 visits today)

MAS

1 comentario

rafa

Dice: 9th Jun 2015 at 08:12 pm

Gracias!! muy buen post!!

Responder

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *