Exirula Exirula

Newsletter

¿Quieres recibir información de Txirula y MrJam?

Ya está enviado. ¡Gracias!

VIDEO

TWEETS RECIENTES

    Tweets

    ¿Quieres un estuche de calidad y diferente? Maybach lo ha hecho! https://t.co/Jcc3b0XlKh .... #guitar #guitarra… https://t.co/38qOuLELmX
    38 minutes

    Tweets

    ¿que me decís de este @voxamplification edición especial 50th del AC30 USED? https://t.co/4yo7N97AQu .... #guitar… https://t.co/Jj3oueCdX5
    1 day

291214

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail

Si quieres que tu guitarra desarrolle todo su potencial, tienes que cuidarla. Estos pasos te ayudarán sin duda a mantener tu guitarra a punto:


Cambia las cuerdas con asiduidad
La recomendación más evidente y la que, seguramente, menos guitarristas siguen. Cuánto tardan tus cuerdas en arruinarse depende mucho de cómo toques, cuánto toques y de cómo sea tu sudor. Pero en el momento en que notes que el brillo sonoro empieza a desparecer ha llegado la hora de cambiarlas. Otra buena opción es cambiarlas cada cierto tiempo (un mes por ejemplo) y asegurarnos así de su buen estado.

Mantén la cejuela y el diapasón
La suciedad que tiende a acumularse en los surcos de la cejuela no permiten que la cuerda se deslice de una manera natural. La porquería que se va acumulando es una de las responsables en los posibles problemas de afinación que puedas estar sufriendo. Así que, cuando cambies tus cuerdas, aprovecha para limpiarla y, ya de paso, emplea algún lubricante.

También el diapasón requiere de cuidados: elimina la suciedad acumulada en los trastes, limpia la madera y, al menos una o dos veces al año (o cuando la notes muy seca), usa aceite de limón para hidratarlo.

Limpia después de tocar
Siempre, absolutamente siempre, limpia la guitarra antes de meterla en su funda. Tiene que ser como una religión para ti: Acabamos el ensayo y me tomo mis minutos para hacerlo. Esto ayudará a eliminar residuos, tanto del lugar donde hayas estado tocando, como los tuyos propios, empezando por el sudor, un estupendo corrosivo a medio plazo.

Limpia el cuerpo
Empléate también a fondo con el cuerpo y la parte trasera del mástil. De esta manera podrás fardar de guitarra durante muchos años. Usa un limpiador de los muchos que hay en el mercado. Si quieres aplicarte más, dispones de Kits completos de limpieza con los que tendrás varias opciones.

Seguridad
No es en absoluto mala idea instalar unos anclajes de seguridad para colgarte tu guitarra. O, al menos, usar correas de buena calidad. No lo veas como un gasto, sino como una inversión. De este modo, evitarás caídas fortuitas al agacharte, o al realizar ese movimiento bombástico e inimitable sobre el escenario que tanto te ha costado entrenar. ¡No te la juegues!

Protégela de temperaturas extremas
Son instrumentos de madera, y la madera responde a los cambios en las condiciones atmosféricas. El calor hace que se expanda. La humedad también hay que vigilarla y deberíamos mantenerla en entornos ni excesivamente secos ni tremendamente húmedos. Tampoco debemos someterla a cambios bruscos de temperatura: deja unos 10 minutos antes de sacar tu instrumento de su funda cuando pases de una estancia a otra con condiciones ambientales muy diferentes.

Revisa la electrónica
Si tienes ciertas nociones de electrónica y eres manitas, revisa todas las partes metálicas, límpialas, sustituye aquéllas en las que pueda haber aparecido óxido, y comprueba que todo está firmemente atornillado: las clavijas de afinación, la entrada del jack, etc. Ya de paso, emplea un limpiador de contactos sobre todos los puntos de conexión eléctrica, especialmente los potes de volumen y tono o el switch. Evitarás ruidos no deseados debidos al polvo acumulado.

Evita los cinturones
Puede quedar muy rockero, pero los cinturones son los culpables de muchas de las marcas en las partes traseras de nuestras guitarras. De este modo evitarás las clásicas marcas y ralladuras en la espalda del instrumento ocasionadas impepinablemente por este complemento indispensable del buen rockero.

Visita al lutier de vez en cuando
Independientemente de lo mañoso que seas, y muy especialmente si no lo eres nada, lleva tu guitarra a una revisión periódica con tu luthier de confianza cada medio año, por ejemplo. La guitarra, al igual que tu coche, necesita de un mantenimiento cada cierto tiempo.

Tócala mucho
Este es el consejo más valioso. De nada sirve todo lo anterior si no meter horas con tu guitarra. De hecho, todo lo anterior es el camino previo para que toques y toques. Por tanto todo lo demás sobra. ¡¡Rock and Roll!!

cambio cuerdas guitarra Mantener tu guitarra a punto

Artículo de Txirula

 

(Visited 537 times, 2 visits today)

MAS

No hay comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *