Controlando los controles | Back to Music School Controlando los controles del bajo - Iñigo Corcuera




Exirula Exirula

Newsletter

¿Quieres recibir información de Txirula y MrJam?

Ya está enviado. ¡Gracias!

VIDEO

TWEETS RECIENTES

    Tweets

    Una pareja de hecho @fender en el taller poniendose a punto... .... #guitar #guitartuthier #luthier #guitartricks… https://t.co/YrobEylvB4
    3 days, 13 hours

    Tweets

    Hoy os presentamos este monstruo que va a la espalda de nuestro amigo Raul de @meridianrockband con el que hace mag… https://t.co/hx7GK68czi
    3 weeks

201114

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail

Es curioso ver como la mayoría de los músicos que se interesan por el bajo eléctrico y comienzan a tocar este instrumento no prestan la más mínima importancia a los controles del mismo. Los controles de volumen, tono, balance, EQ son elementos que van a hacer que nuestro instrumento nos pueda aportar una paleta de colores más amplia que la que podemos conseguir sólo con la disposición de las manos en la pulsación o con la presión que ejerzamos con ellas sobre cada nota pulsada.

Además, la inclusión de pastillas y/o circuitos activos, con sus correspondientes controles, va a aumentar todavía más dicha paleta de timbres.

¿Cómo sabemos si un instrumento es pasivo o activo?

Si no contiene ningún tipo de batería (normalmente una pila de 9 V.) es un instrumento pasivo. Si utiliza batería (o baterías) será activo. Sin embargo, ¿todos los que disponen de pila poseen pastillas activas? La respuesta es no. Existen dos opciones:

– Bajos activos con pastillas activas. La pila alimenta el circuito para que dichas pastillas funcionen. Si la pila se agota, el bajo no suena. Le puede proveer de posibles controles de EQ adicionales. Un ejemplo de ello: Musicman StingRay.

Musicman 2 EQ los controles

Musicman 2 EQ

– Bajos activos con pastillas pasivas. La pila alimenta el circuito que amplifica la señal de las pastillas y le provee de posibles controles de EQ adicionales. Si la pila se agota siempre podemos pasar al modo pasivo y seguir tocando hasta reponer la pila. Un ejemplo de ello: varios modelos de Ibanez tienen esta opción. Además previos que podamos instalar posteriormente en nuestro bajo suelen tener esta opción de "pasar a pasivo".

¿Cúales son las ventajas o desventajas de cada opción? No se puede afirmar que un bajo activo, por el mero hecho de serlo, sea mejor que uno pasivo dado que entran en juego otros factores tanto o más importantes, como la calidad de las maderas y de la construcción, los acabados, etc. Sí es verdad que uno activo nos puede proveer de más variedad tímbrica, pero muchas veces también puede esconder una falta de "tono vital" o "sonido fundamental" que en el caso del bajo eléctrico es imprescindible. Muchos grandes bajos eléctricos son pasivos (Fender Jazzbass o Fender Precission).

Jazzbass

Jazzbass

 

Precision

Precision

Según sus controles podemos distinguir:

– 1 control de volumen y 1 control de tono. Tipo Fender Precision. El más sencillo. Sus pastillas son pasivas.

– 2 controles de volumen y 1 control de tono. Tipo Fender Jazz Bass. Sus pastillas son pasivas. Cada control de volumen corresponde a una pastilla, de forma que podemos mezclar cantidades diferentes de sonido de cada una de ellas y crear diferentes timbres.

– 1 control de volumen, 1 control de balance y 1 control de tono. Con el primero controlamos el volumen general en la salida del instrumento. Con el segundo regulamos la selección que hacemos de una u otra pastilla y cómo se mezcla su sonido. Con el control de tono modificaremos el brillo o la claridad del sonido.

– 1 control de volumen, 1 control de balance, 2 controles de EQ. Igual que el anterior pero se elimina el control de tono y se dispone un EQ de graves/agudos. El bajo puede ser pasivo con circuito activo o totalmente pasivo como el Warwick Fortress I.

Warwick Fortress

Warwick Fortress

– 1 control de volumen, 2 ó 3 controles de EQ. Tipo Musicman.

– Cualquiera de las opciones anteriores acompañada de algún tipo de switch (uno o varios) que conmuta la conexión/desconexión del circuito de EQ o cualquier aspecto particular del instrumento.

Hay que señalar que los típicos controles giratorios de tono suelen ser pasivos, en el sentido de que, en su posición máxima suenan con el máximo brillo que tiene el instrumento, y a medida que lo bajamos reducimos el brillo, esto es, le quitamos agudos, pero no le damos más graves. Funciona simplemente en sentido de recorte.

Seguro que el bajo que tienes entre las manos lo puedes clasificar en alguna de estas opciones. Sea cual sea, seguro que se le puede sacar más partido a su sonido si conoces cómo funcionan cada uno de sus controles y sus características más esenciales. Sólo nos queda interesarnos por ello y experimentar.

Iñigo Corcuera es profesor de Bajo Eléctrico en MrJam CMM

(Visited 1.645 times, 1 visits today)

MAS

No hay comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *