Exirula Exirula

Newsletter

¿Quieres recibir información de Txirula y MrJam?

Ya está enviado. ¡Gracias!

VIDEO

TWEETS RECIENTES

    Tweets

    Hemos tenido que desmontar este @mesaengineering dual caliber para ponerlo a punto https://t.co/E8iFPZmcSF ....… https://t.co/XuLm5SRvHS
    13 hours, 41 minutes

    Tweets

    @meinlcymbals recién llegados.... https://t.co/V3C8ouEkUP .... #drums #drummer #drum #drumzone #drumgear… https://t.co/TIVp61pjrx
    1 day, 13 hours

211215

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail

Hace unas semanas hablábamos de cómo limpiar y mantener nuestro saxo en condiciones óptimas. Ahora es el momento de desvelar de dónde sale toda esa “saliva” que encontramos después de tocar un rato.

 

Pero… ¿sabes qué ese líquido que encontramos en el interior del saxo después de tocar durante un rato y porqué se produce? Algunos piensan que es saliva y, de hecho, lo es en el peor de los casos. Sobre todo esto ocurre a los principiantes que aun no controlan demasiado bien el mecanismo de emisión del sonido [el flujo de aire, el apoyo diafragmático, la embocadura, etc…] y se les puede “escapar” un poco de saliva en el interior del saxo en el intento de hacerlo sonar, también es normal salivar más de lo común al tener un elemento ajeno a nosotros [la boquilla] dentro de la boca, pero en sí mismo todo esto no es algo preocupante, ya que con el tiempo y la experiencia se va solucionando solo.

 

Otro tema bien distinto es cuando encontraremos que incluso a los instrumentistas experimentados nos pasa algo similar, aun sabiendo que no estamos salivando de más.

Si tocas el saxo, la flauta travesera, el clarinete o cualquier instrumento de la familia del Viento-Madera, sabrás cómo fastidia todo ese liquido que chorrea por las llaves y nos moja las manos, lo molesto que es que se nos resbalen los dedos y perdamos toda esa precisión al tocar que tanto esfuerzo nos ha costado conseguir. Pero… ¿podemos evitar todo esto? La verdad es que no, ya que se debe a un proceso natural contra el cual no podemos luchar: la condensación física -el proceso mediante el cual la materia que está en estado gaseoso pasa a estar en estado líquido-.

 

Ahora lo aclaramos un poco más:

 

Cuando tocamos producimos aire húmedo y caliente que proviene del interior de nuestros pulmones. Cuando la temperatura ambiente es considerablemente más fría (20ºC aprox.) que este aire que exhalamos (35-37ºC) y el metal del saxo está frío se produce la condensación. Esto ocurre tanto en invierno, como en verano si estamos en un local con aire acondicionado… Así que nos va a pasar muchas veces, en cualquier estación del año y dependiendo de la localización. En Sevilla en verano es poco probable que ocurra (a menos que tengas el aparato de aire acondicionado encendido), sin embargo en Bilbao te puede pasar en casi cualquier estación dadas sus condiciones climáticas.

 

Aunque no es exactamente lo mismo, a mí me resulta muy fácil de entender todo este proceso al compararlo con un alambique.

 

limpieza general del saxo

Alambique gifNo podemos hacer nada para remediar esta condensación, pero sí que podemos actuar al respecto y seguir los sencillos consejos que os di en la primera parte de este artículo. Ya sabes: una buena limpieza retardará el deterioro de todos los elementos que componen nuestro saxo, ya sean consumibles (como las zapatillas), como mecánicos.

 

Post de Abraham de Román, Jefe de Estudios, Coordinador del Dpto. de Viento y Coordinador del Dpto. de Jazz de MrJam.

 

(Visited 310 times, 1 visits today)

MAS

No hay comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *