Exirula Exirula

Newsletter

¿Quieres recibir información de Txirula y MrJam?

Ya está enviado. ¡Gracias!

VIDEO

TWEETS RECIENTES

    Tweets

    Bajistas nuevo miembro en la casa! Increible @officialibanezguitars Soundgear Premium, 30 años de experiencia con… https://t.co/vu0uife7Sy
    11 hours, 10 minutes

    Tweets

    @LavaCable cables premium, para transportar el tono de tu guitarra sin perder ningún matiz https://t.co/U7o3OcYfgg… https://t.co/yMLoq7GU3f
    1 day, 11 hours

221214

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail

Desde The Beatles, el formato de banda con dos guitarras ha sido una de las opciones más usada en música moderna. Ya estemos hablando de indie, metal, punk, blues, pop o cualesquiera de las variaciones que se pongan de moda la próxima temporada, la idea de dos guitarras en una banda puede resultar una pesadilla armónico-rítmica indescifrable, o bien, la oportunidad de enriquecer y profundizar en el sonido de tu grupo.
 
Una de las ideas más extendidas sobre este asunto es la existencia de un “primer” y “segundo” guitarra. No resulta un buen punto de partida ya que, ni estamos compitiendo, ni queremos herir la “particular” autoestima del gremio.
 
Imagina que en tu grupo (voz, guitarra, bajo y batería) decidís incorporar otra guitarra. Sin duda el sonido del grupo cambiará sustancialmente. Si la cosa va bien, el sonido será más rico y con más planos; y las posibilidades desde el punto de vista de la armonía y el ritmo son tan tentadoras como parecen. Todo esto no nos debe alejar de la idea fundamental de que estamos incorporando un nuevo músico en la banda. Ahí van cuatro aspectos fundamentales a tener en cuenta para sacar buen partido de “el otro”:
 
Registro: el uso de diferentes voicings entre las dos guitarras resulta muy eficaz para agrandar nuestro sonido. Un repaso a las inversiones puede, sin duda, resultar muy interesante.
 
Timbre: la guitarra eléctrica no ha parado de modificar su timbre en los últimos 50 años. Una infatigable industría de los efectos de guitarra ha puesto casi cualquier sonido que puedas imaginar a tu pies.
 
Complemento armónico: Incorpora sobre una armonía básica el uso de triadas, acordes con dos voces, extensiones, acordes relativos, etc.
 
Complemento rítmico: Subdividir la figura principal de un patrón de ritmo, desplazar acentos o rellenar huecos. Que se lo digan al señor Richards y al señor Wood.
 
La formación de dos guitarras, bajo, batería y voz nos ha regalado en las últimas décadas discos históricos que no te puedes perder. A dos clicks de aquí tienes toneladas de riffs por terceras, voicings increíbles y sonidos de todo tipo; desde sofisticadas texturas en rock progresivo, hasta el punch salvaje del metal o el punk.
 
Para empezar por todo lo alto, “Cowboy song” de Thin Lizzy, y te llevas una MasterClass.
 

Artículo del departamento de guitarra de MrJam CMM

(Visited 1.657 times, 1 visits today)

MAS

No hay comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *