Exirula Exirula

Newsletter

¿Quieres recibir información de Txirula y MrJam?

Ya está enviado. ¡Gracias!

VIDEO

TWEETS RECIENTES

    Tweets

    Esta Jaguar de @fender con Humbuckers esta fabricada en Japón es un modelo limitado https://t.co/wrLNj1ZteU ....… https://t.co/Qz3tiL0hro
    6 hours, 13 minutes

    Tweets

    Bajistas nuevo miembro en la casa! Increible @officialibanezguitars Soundgear Premium, 30 años de experiencia con… https://t.co/vu0uife7Sy
    1 day, 6 hours

160516

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail

Bueno, no exactamente, ojo, que yo estaba trabajando, no vaya a pensar nadie que me ausento de mis clases por placer…Vacaciones en el mar.

 

color-line

 

El caso es que acabo de volver de tocar en un crucero de esos con restaurantes, piscinas, casinos y demás. El barco en cuestión recorre las aguas del mar del norte, desde Oslo hasta Kiel, ida y vuelta, en total unas cincuenta horas de viaje.

 

Pues bien, resulta que un par de veces al año el crucero se transforma en una especie de festival de Blues en alta mar, en el que una docena de bandas tocan durante día y noche para unos dos mil aficionados blueseros, nada menos. Así se las gastan los noruegos, sí.

 

vacaciones-en-el-mar-3

 

Y nada, este año los travellin’ hemos sido una de las bandas seleccionadas para participar en el crucero, así que el pasado día 20 nos plantamos en Oslo dispuestos a embarcar y vivir la experiencia Blues Cruise.

 

Y vaya si la hemos vivido. Nuestro cometido oficial era dar dos conciertos en el escenario principal, un anfiteatro en la proa con capacidad para unas 800 personas. Las condiciones técnicas estaban a la altura del mejor de los festivales y el backline era de primerísimo nivel (cuando llegué al escenario tenía dos Nord nuevecitos a mi disposición). Además de eso hemos disfrutado como público del resto de conciertos y hemos participado en las jams que empezaban justo después de las actuaciones y terminaban a horas intempestivas… -se ve que en aguas internacionales no rige la ley-.

 

Así que una experiencia bastante completa, la verdad, más teniendo en cuenta que el primer día la mar se puso animada justo una hora antes de que empezáramos a tocar, y cuando subíamos al escenario los zarandeos no eran ninguna broma. Yo como toco sentado estaba relativamente tranquilo, pero en más de una ocasión alguno de mis compañeros casi se va al suelo, y no exagero. El público, que parecía ajeno al bamboleo del barco, bailaba como si nada, y había momentos en los que desde el escenario se veía a todo el mundo desplazarse hacia la derecha y luego hacia la izquierda, como en una especie de coreografía al ritmo de las olas. Increíble que no pasara nada grave.

 vacaciones-en-el-mar-2

 

Más allá de lo anecdótico, me resulta interesante observar el éxito que puede llegar a tener un evento de estas características, que además, no es precisamente barato para los asistentes. Dos mil personas, aproximadamente, que embarcan en un crucero para pasar dos días y dos noches escuchando blues. Impensable por estos lares. Y no es de extrañar, sin embargo, teniendo en cuenta la presencia que las actividades culturales tienen en los países nórdicos. Un país que apoya e invierte en cultura educa a la ciudadanía en esa dirección. El resultado es más que visible, lo acabo de vivir en mis propias carnes.

 

vacaciones-en-el-mar

 

Post de Ander Unzaga, profesor de Piano de MrJam CMM.

 

(Visited 327 times, 1 visits today)

MAS

No hay comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *