Teclados Vintage - Capítulo II | Back to Music School Teclados Vintage - Capítulo II




Exirula Exirula

Newsletter

¿Quieres recibir información de Txirula y MrJam?

Ya está enviado. ¡Gracias!

VIDEO

TWEETS RECIENTES

    Tweets

    Una pareja de hecho @fender en el taller poniendose a punto... .... #guitar #guitartuthier #luthier #guitartricks… https://t.co/YrobEylvB4
    3 days, 13 hours

    Tweets

    Hoy os presentamos este monstruo que va a la espalda de nuestro amigo Raul de @meridianrockband con el que hace mag… https://t.co/hx7GK68czi
    3 weeks

090415

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail

En esta segunda entrega de Teclados Vintage, nos acercaremos al ‘Wurli’, rival histórico del Fender Rhodes, del que hablamos en el capítulo anterior

Piano eléctrico Wurlitzer

El piano eléctrico Wurlitzer, es realmente el primer piano eléctrico de la historia, por delante del mencionado Fender Rhodes. La empresa Wurlitzer aprovechó una patente de los años 30 (un piano acústico vertical microfoneado), y sustituyó las cuerdas por una especie de cañas de acero. En 1955 comenzó la producción de los primeros modelos, que fueron incorporando mejoras hasta 1982, cuando dejaron de producirse. 

Su principal ventaja era su reducido tamaño, ya que fue diseñado para ser transportado, de hecho, nunca existió un modelo de 88 teclas. Además, los acabados en madera eran más ligeros, las patas tenían una rosca vertical (frente a la inclinada del Rhodes), y su montaje era muy sencillo. Es cierto, no obstante que el Wurlitzer presentaba también algunos inconvenientes, sobre todo dada su fragilidad, tendía a malograrse con cierta facilidad, y el progresivo desgaste de las cañas acarreaba serios problemas de mantenimiento.

Comparado con el Rhodes, el Wurlitzer tiene un sonido más brillante y definido. Cuando se toca suavemente, el timbre puede ser dulce, pero cuando se se percute con fuerza adquiere un matiz más agresivo, que en combinación con el efecto vibrato que viene incorporado en todas las unidades, produce un tono ligeramente distorsionado, muy adecuado para bandas de pop-rock o funk, donde el sonido del wurli se mezcla mejor con bajos y guitarras, mientras que el Rhodes tiende a perderse ligeramente.

De hecho, el Wurlitzer ha sido mucho más habitual en estilos de música más populares, frente a la hegemonía que el Rhodes ha mantenido siempre en el circuito jazzero. Así pues encontramos el sonido del Wurlitzer en grabaciones que van desde Ray Charles hasta Supertramp, pasando por Beach Boys, Norah Jones, Gnarls Barkley, Sheryl Crow y un sinfín de artistas tanto clásicos como actuales.

Disfrutad de el sonido del Wurlitzer mientras volvemos con la tercera entrega de los teclados vintage, en la que hablaremos del Hohner Clavinet.

La serie de Teclados Vintage prosigue con el Capítulo III

Artículo de Ander Unzaga, profesor de Piano en MrJam CMM

(Visited 557 times, 1 visits today)

MAS

No hay comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *